Fecha: 22/10/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
22/06/2016
A zapatazos
En la oposición no sólo no hay jefe ni líder sino que tampoco hay coherencia, diálogo, conciliación, propuestas, respeto, unidad ni democracia.

BARRY CARTAYA.- La oposición venezolana vuelve a demostrar su esencia fascista e incoherente luego de fustigar, insultar y descalificar al expresidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, quien en la Organización de Estados Americanos (OEA) abogó por el diálogo, la paz y el respeto institucional en Venezuela. Esa actitud coherente, mesurada y diplomática del español enardeció a los opositores, que esperaban que Zapatero emitiera juicios parcializados con la intervención militar, injerencia internacional y golpe de Estado que ellos añoran. Quienes aplaudían y veneraban a Zapatero dentro de la MUD  hace apenas días, ahora lo humillan porque no se prestó para la campaña sucia contra Venezuela.

“Líderes”, voceros, medios, comunicadores y pueblo en general de la contrarrevolución, olvidaron los bombos y platillos con los que recibieron a Zapatero para las elecciones del 6D, el trato especial que le dio la prensa y el fervor que generó en sus ruedas de prensa y visitas a los políticos presos.

Ahora los otrora admiradores del español lo tratan a zapatazos porque no fue su cómplice en la campaña de asedio. Tal cual ocurrió con Jimmy Carter cuando también le dieron una patada a la mesa de diálogo e insultaron al expresidente estadounidense.

En la oposición no sólo no hay jefe ni líder sino que tampoco hay coherencia, diálogo, conciliación, propuestas, respeto, unidad ni democracia.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web