Fecha: 21/08/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
12/04/2016
Son los mismos
14 años después del golpe de 2002 se ven las mismas caras fascistas en el sector opositor.

BARRY CARTAYA.- Han pasado 14 años de aquellas funestas pero inolvidables jornadas de abril de 2002, cuando se perpetró un golpe de Estado en Venezuela, financiado por la oligarquía, desarrollado por factores políticos y empresariales, que engañaron a sus seguidores utilizándolos como carne de cañón, ejecutado por un grupo de generales vendidos a los intereses burgueses y abalado por los gobiernos de Estados Unidos y España.

Casi tres lustros después se ven las mismas caras en el sector opositor. Quienes pidieron la renuncia del presidente Chávez, hoy hacen lo propio con el mandatario Maduro, quienes paralizaron sus empresas ahora disminuyen la producción protagonizando la guerra económica, quienes alentaron la marcha hacia Miraflores, piden hoy protestas en la calle para forzar el cambio de gobierno, quienes contrataron francotiradores, en la actualidad financian grupos paramilitares y terroristas para desestabilizar, quienes asediaron la Embajada de Cuba, hoy expresan su xenofobia ante los lazos de amistad y colaboración de Venezuela con naciones hermanas, quienes violaron derechos humanos a dirigentes chavistas, apresándoles, persiguiéndoles y torturándoles, hoy promueven la generación de odio y violencia contra líderes revolucionarios.  

Descaro superlativo

Pero no se trata sólo de repetir el guion, sino que el descaro de la derecha es tal que con su mayoría en la Asamblea Nacional, promovieron una ley de amnesia para perdonar todos los crimines horrendos que se han ejecutado contra el pueblo en los últimos 17 años, intento infructuoso pues el Tribunal Supremo de Justicia cumplió su labor al declarar inconstitucional ese bodrio.

Opositores critican al TSJ, electo constitucionalmente en 2015, por su apreciación, olvidando que sus “líderes” y la derecha en pleno aplaudieron la destitución de los magistrados hace 14 años por el breve dictador Carmona, en una transmisión de radio y televisión donde la coletilla de entrada decía: Venezuela libre y democrática, una enorme ironía, pues lo que se hizo en poco minutos fue aniquilar la democracia, Constitución y logros históricos.

Golpe mediático

El rol de medios de comunicación fue clave para el golpe de 2002, pues de allí se convocó a la rebelión fascista, las protestas violentas, se generaron matrices negativas, se silenció al pueblo chavista, que por millones colmaron las calles para reclamar la dictadura y exigir el regreso de Chávez, hecho único en el mundo, pues de forma genuina y espontanea el soberano inició la rebelión para acabar la tiranía y retornar la revolución.

Por eso el pueblo no olvida que los medios que hoy se llaman justos, equilibrados, imparciales, hace 14 años celebraban el golpe y excluyeron al chavismo, como tampoco olvidan que quienes dicen defender la libertad de expresión, en 2002 cerraron arbitrariamente VTV y CatiaTve.

Simplemente el opositor que hoy se ufana de llamarse demócrata debe mirar entre sus "líderes" y escoger cualquiera, revisar qué hizo ese personaje por esta fecha hace 14 años y se dará cuenta que son los mismos golpistas disfrazados.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web