Fecha: 22/10/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
30/03/2016
Demagogia, marketing y golpe
AN desea liberar a todos los que han cubierto las calles de sangre en nombre de la “libertad”, que se traduce en desaparecer el gobierno de Chávez y Maduro.

BARRY CARTAYA.- La actuación de los diputados opositores en la Asamblea Nacional es infame y descarada. Han sancionado leyes que ellos mismos saben que son inconstitucionales, pero lo hacen con dos intenciones muy claras: primero aplican una terrible demagogia para declararse como los salvadores del pueblo, acusar al Gobierno Bolivariano de todos los problemas, apropiarse de logros conquistados en los últimos 17 años y señalar a los otros cuatro poderes de ilegítimos; en segundo lugar desarrollan un marketing millonario para crear matrices de opinión, cobertura sesgada de medios nacionales e internacionales y posicionamiento de líderes y partidos políticos para futuras elecciones.

Esta estrategia tiene un solo desenlace: golpe de Estado, anunciado de forma directa como la amenaza de acabar con la Revolución en menos de seis meses, en voz del propio presidente de la AN, y abonado por las leyes aprobadas en el parlamento, haciéndolas ver como la solución correcta para la problemática que se vive en el país, pero que realmente son las excusa perfecta para cuando el Tribunal Supremo de Justicia considere inviable la promulgación de las mismas porque atentan contra la Constitución, llamar a sus seguidores a la calle para generar violencia y acudir a instancias internacionales para propiciar la injerencia.

Pareciera que el detonante es la famosa Ley de Amnistías y Reconciliación Nacional, que fue una bandera en la campaña electoral, pero que la gran mayoría de quienes votaron por la MUD el 6 de diciembre no querían que la AN “perdonara” a asesinos, terroristas, estafadores, golpistas, corruptos, violadores de derechos humanos y demás criminales, que desde el primero de enero de 1999 han atentado contra el pueblo con el afán de socavar la constitucionalidad.

Con Leopoldo López como la principal figura de la pandilla, la AN desea liberar a todos los que han cubierto las calles de sangre en nombre de la “libertad”, que se traduce en desaparecer el gobierno de Chávez y Maduro.

La demagogia y el marketing han convencido a parte del sector opositor, que por su odio y deseos de exterminar todo vestigio chavista, son capaces de, una vez más, servir de carne de cañón ante las pretensiones de golpe. Obviando que sus “lideres” son incoherentes al presentar una hoja de ruta con tres caminos, pero sabiendo que ninguno es viable, pues el presidente Maduro no renunciará, la enmienda constitucional no es retroactiva y no se atreven a cumplir las normas para llamar a referendo revocatorio porque no se sienten mayoría.

Si lo duda, pregúntese ¿por qué aprueban una Ley de Referendo? ¿Por qué no recogen más de cuatro millones de firmas y se apegan a la Constitución? Sólo con recordar la victoria de Chávez en 2004, después de golpe de Estado, sabotajes, paros y guarimbas, tendrán las respuestas.             

 

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web