Fecha: 12/12/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
08/03/2016
Hijos de Obama
Frente a los hijos de Obama estamos los hijos de Bolívar y Chávez para vencer y seguir construyendo la Venezuela independiente, soberana, socialista y antiimperialista.

Barry Cartaya.- Desde la llegada al poder del Comandante Supremo Hugo Chávez inició una escalada de políticas hostiles e injerencistas por parte de Estados Unidos, con la intención de evitar que la revolución bolivariana socavara los intereses económicos que instauró el país norteamericano en nuestra patria con la complicidad de los gobiernos adecos y copeyanos durante todo el siglo XX.

Chávez enfrentó con coraje, patriotismo, pundonor e inteligencia las líneas colonizadoras y hegemónicas impulsadas desde la Casa Blanca, responsabilizando al imperio gringo de las guerras en el mundo. En diversas oportunidades tomó acciones diplomáticas para neutralizar gestiones injerencistas, revelando información importante del financiamiento y apoyo de Estados Unidos a la oposición venezolana.

Sin embargo, quienes adversan al chavismo han banalizado las denuncias pese a las evidencias contundentes. De forma descarada los voceros y líderes opositores han convencido a sus seguidores de que no existen los planes macabros norteamericanos, incluso han logrado que muchos aprecien los intereses “democráticos” que se impulsan desde el imperio.

Muestra de ello es que un porcentaje importante de compatriotas aplaudieron el decreto que califica a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”, firmado por Obama en marzo de 2015 y renovado recientemente por un año más.

Pese a que este instrumento es injerencista, viola fundamentos de la Organización de Naciones Unidas y pudiese generar una invasión militar, quienes odian al chavismo han llegado al punto de alabar cualquier medida que acabe con la revolución.

Los opositores, sirviendo como hijos de Obama, obvian las violaciones de derechos humanos que ha protagonizado el Gobierno de Estados Unidos en su historia, las invasiones recientes a Irak, Siria, Libia, Ucrania, Afganistán, entre otros, dejando destrucción, masacre e inestabilidad a su paso en nombre de la “libertad y democracia”.

Es lamentable esta actitud porque más allá de las tendencias políticas, a todos debe unirnos el interés patriota y nacionalista por Venezuela, las diferencias deben dirimirse entre compatriotas y las acciones tomadas deben fortalecer la soberanía e independencia, pues es muy incoherente que opositores se cobijen con la Bandera Nacional y manifiesten luchar por un mejor país, pero no condenen la injerencia de Estados Unidos y banalicen las denuncias contundentes.

Afortunadamente Chávez despertó el patriotismo, rescató el legado bolivariano y sembró conciencia en el pueblo para que luchara por la libertad. El Presidente Nicolás Maduro, como digno hijo de Chávez, tiene la responsabilidad de repeler todas las intentonas imperialistas y cuenta con quienes amamos a la patria por encima de todas las cosas y estamos resueltos a entregar la vida si fuese necesario para defender, desarrollar y profundizar la revolución.

Frente a los hijos de Obama estamos los hijos de Bolívar y Chávez para vencer y seguir construyendo la Venezuela independiente, soberana, socialista y antiimperialista.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web