Fecha: 18/08/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
06/08/2015
Limardo: campeón del pueblo
El criollo sabrá dar los más certeros toques con su espada gloriosa para defender los intereses del pueblo de Bolívar en la Asamblea Nacional.

BARRY CARTAYA.- El nombre de Rubén Limardo pasó a la historia el primero de agosto de 2012, luego de ganar la segunda medalla de oro oficial para Venezuela en Juegos Olímpicos, pese a que desde juvenil el criollo había triunfado por el país a nivel mundial, pero vivimos en una nación donde lamentablemente se proyectan atletas extranjeros o deportistas de disciplinas reconocidas, obviando a la enorme mayoría de héroes y heroínas que diariamente se sacrifican y esfuerzan por cumplir el sueño de representar a la Patria de Bolívar.

Fueron pocas las horas en la que la totalidad de la población valoró el coraje, talento y potencial del campeón olímpico, pues los extremistas opositores comenzaron a indagar en las redes sociales para conocer su posición política y al verlo recibir la réplica de la Espada de Bolívar de manos del Comandante Hugo Chávez, comenzó la lluvia de improperios, descalificaciones y humillaciones, como ocurre, penosamente, con todos los chavistas bajo la lupa de la contrarrevolución.

Sin embargo, el mejor espadista de Londres 2012 supo sortear los amargos comentarios explicando que debía agradecer y reconocer el inconmensurable apoyo económico, técnico, humano, moral y social que recibió del Gobierno Bolivariano para proyectar su carrera.

Desde entonces, Limardo ha labrado un camino exitoso, superando múltiples problemas físicos para regresar a la élite ganando dos medallas doradas en Juegos Panamericanos Toronto 2015 y subiendo al sexto peldaño del ranking mundial, tales hazañas fueron celebradas por todo un pueblo, con algunas excepciones de radicales trasnochados que odian sin razón y critican sin argumentos a todo el que se viste de rojo y habla de revolución.

Pocos días después de que Rubén Limardo regresará colgando en su pecho el 25% de la producción de áureas de la delegación venezolana en la cita continental, el Gran Polo Patriótico lo postuló como candidato a la Asamblea Nacional por la lista del estado Bolívar, como muestra de inclusión de los deportistas en la política, contando con un atleta activo en funciones parlamentarias para legislar a favor del gremio y el pueblo en general.

Este hecho generó incalculables críticas de los detractores, que olvidaron los innumerables logros del campeón, desacreditando sus méritos y ofendiendo su trayectoria. La miseria es tan grande que obviaron el sacrificio de Limardo, quien no estuvo en el nacimiento de su hija Gaby por entregarse en cuerpo y alma a la defensa de la nación en el Mundial y Panamericanos, donde deslumbró por Venezuela, no sólo por los chavistas, sino por todo el pueblo porque los deportistas enaltecen a la patria entera, sin sectarismos ni condiciones.      

Rubén Limardo es digno ejemplo de la Generación de Oro y sabrá dar los más certeros toques con su espada gloriosa para defender los intereses del pueblo de Bolívar en la Asamblea Nacional. Adelante, campeón. No hay crítica ni improperio que detenga su accionar sobre las pedanas de la vida. Usted nació para triunfar en nombre de Venezuela.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web