Fecha: 23/06/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
25/02/2014
Antonio Cermeño: campeón mundial de boxeo y de la vida
Antonio Cermeño fue un digno monarca que defendió los colores patrios y demostró la grandeza del deporte venezolano, además se preocupó por extender su ejemplo a los jóvenes.

Barry Cartaya.- Lamentablemente el bicampeón mundial de boxeo Antonio Cermeño disputó su último asalto este 25 de febrero de 2014, luego de que en extrañas circunstancias fuese secuestrado y asesinado. El mirandino nació con unas virtudes extraordinarias para boxear, su amor al deporte se entrelazó con la pobreza y miseria que padeció para motivarlo a emprender la carrera como pugilista, desarrollando al poco tiempo grandes condiciones que lo proyectaron al éxito profesional de la mano del popular Orangel “Memín” Ramos y los promotores de la compañía Vega Box, dirigida por Omel y Omar Vega, quienes apoyaron a múltiples campeones internacionales durante la década de los 90.

Cermeño, quien siempre exhibió una enorme habilidad y rapidez sobre el ring,  no pudo evadir la accidentada y triste vida que experimentan la mayoría de los boxeadores venezolanos. Con sacrificio, disciplina y talento se abrió paso internacional para derrotar a la pobreza lanzando y aguantando golpes en los ensogados.

Su pundonor y coraje lo condujeron al título mundial después de doblegar al puertorriqueño Wilfredo Vázquez en la categoría súper gallo, el 13 de mayo de 1995, el cual retuvo hasta el 27 de septiembre de 1997, cuando emprendió una segunda fase de su carrera en la división pluma, donde también se proclamó monarca universal en 1998, reinando durante un año.

Los excesos y escándalos llegaron junto a la fama y el dinero a la vida del nacido en Río Chico, quien tuvo que enfrentar a la justicia en diversas oportunidades, lo que le dio un triste nocaut a su trayectoria.  

 Después del turbulento vendaval, Cermeño pudo regenerarse teniendo al deporte como principal apoyo. Nunca tiró la toalla, pese a perder diversos combates sobre el cuadrilátero y fuera de él, batalló con dignidad hasta el campanazo  final de su vida.    

Siempre se identificó con la ideología y proyecto del Comandante Hugo Chávez, por lo que realizó un trabajo social en las barriadas capitalinas y mirandinas con el objetivo de masificar el boxeo.  También fue fundador del Movimiento por la Paz y la Vida en Venezuela junto al Presidente Nicolás Maduro, desarrollando proyectos y organizando eventos deportivos y recreativos para combatir los flagelos de delincuencia y drogadicción en la juventud con la promoción de jornadas boxísticas. Sintió un gigantesco amor genuino por el deporte y la Revolución.

Antonio Cermeño fue un digno monarca que defendió los colores patrios y demostró la grandeza del deporte venezolano, además se preocupó por extender su ejemplo a los jóvenes y encaminarlos por el sendero atlético para formar vencedores de la vida.  Hasta siempre, campeón. 

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web