Fecha: 21/08/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
03/02/2014
Xenofobia está ponchada
La xenofobia quiso jugar en la Serie del Caribe, pero salió ponchada por la moral y conciencia de los pueblos de Bolívar, Martí, Fidel y Chávez.

BARRY CARTAYA.- Muy triste y deplorable. Así deben definirse los actos protagonizados por un grupo de disociados fascistas en las cercanías del Hotel Venetur de Margarita para manifestar su inconformidad con la presencia del equipo cubano de Villa Clara, que está participando en la Serie del Caribe 2014, demostrando la enorme xenofobia que mueve a algunos ciudadanos venezolanos. Esos mismos que critican la supuesta politización por parte de los chavistas, son los que por razones políticas causaron daños a la infraestructura del hotel, a varios vehículos estacionados en el área y asediaron a los huéspedes con improperios y actitud violenta.  

El odio que siente una minoría opositora hacia Cuba ha generado múltiples hechos lamentables en los últimos años. Todos sin fundamentos lógicos, sólo condenando la alianza estratégica entre ambas naciones que gracias a dos gigantes: Fidel y Chávez, han producido innumerables beneficios sociales para ambas repúblicas, desde la solidaridad y amor de médicos, especialistas y profesionales en medicina, deporte, cultura, entre otros que están en Venezuela realizando una admirable labor, hasta los grandes proyectos geopolíticos y económicos que se han profundizado en los primeros años de este siglo y que se mantendrán en el tiempo.

No hay razones para criticar la presencia de un equipo cubano, que hace historia al regresar a un clásico que ellos fundaron en 1949, ganando 7 de sus primeras 12 ediciones, incluyendo las cinco últimas, hasta que debido al bloqueo perverso de EE.UU. se ausentaron durante 54 años (1960-2014). La Serie del Caribe dejó de ser atractiva y rentable para el público y los equipos, por eso decidieron invitar a una de las mejores naciones del mundo en materia deportiva para que rescatara el prestigio y espectáculo.

La única piedra de tranca para el retorno de Cuba la puso el Departamento de Estado, amenazando dejar sin peloteros firmados por organizaciones gringas a las novenas participantes. Al final se confirmó la presencia antillana que generó una enorme expectativa para todos los involucrados. Muchos especialistas le colocaron la ficha de favorito, el público ha colmado en días consecutivos el estadio Nueva Esparta y los equipos de Grandes Ligas enviaron casi un centenar de scouts para captar talentos cubanos.

Es inaceptable que existan venezolanos que desprecien todo lo que huela a Cuba y que sigan argumentando una ridícula “cubanización”, desestimando los gigantescos avances que hemos alcanzado, siendo ellos quienes se doblegan ante los intereses gringos y están alienados completamente.

La xenofobia quiso jugar en la Serie del Caribe, pero salió ponchada por la moral y conciencia de los pueblos de Bolívar, Martí, Fidel y Chávez.

 

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web