Fecha: 21/08/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
11/11/2013
Mantener la esencia bolivariana
Es incongruente que se apele a la invitación de nacionales para hacer más competitivos los juegos, pero se hagan prácticas malsanas para sacar provecho.

BARRY CARTAYA.- Los Juegos Bolivarianos fueron creados en 1938 con el objetivo de rendirle tributo a uno de los hombres más importantes y trascendentales de la historia universal: Simón Bolívar. Además son la única justa en el planeta que se realiza en honor a una persona. Desde su comienzo participan las cinco naciones liberadas por el héroe patriota, incluyendo a Panamá, que formaba parte de la Gran Colombia.

Venezuela ha sido el máximo ganador de esta cita, al sumar 13 títulos consecutivos desde 1961. La cuna de Bolívar siempre ha llevado a sus mejores atletas para rendirle tributo al Libertador y mantener su supremacía.

Pese al espíritu solidario y reivindicador que motivó el surgimiento de los Bolivarianos hace 75 años, lamentablemente este certamen no ha escapado de los intereses comerciales que han plagado al deporte en todos sus niveles durante los últimos años. La edición 17, programada en Perú del 16 al 30 de noviembre de 2013, se disputará con 11 países, casi el doble de las tierras que concretaron su independencia gracias al gigante de América.

La Organización Deportiva Bolivariana (Odebo) decidió integral de forma oficial a Chile a sus juegos, que se realizan cada 4 años. Asimismo, las ciudades peruanas de Lima, Trujillo y Chiclayo recibirán a las delegaciones de El Salvador, Guatemala, Dominicana y Paraguay en calidad de invitadas, lo que hará más competitiva la batalla por las medallas en las 53 modalidades deportivas.

Para la Odebo tener más países en la justa representa mayores ingresos, vistosidad e incrementa el nivel competitivo, pero con esto se pierde la esencia bolivariana que generó la fundación de unos juegos que homenajean la grandeza del padre de la patria y que mejor que lo hagan las naciones que liberó su espada. No se trata de egoísmo ni rechazo a la expansión sino respeto a la historia.

Otra cosa para lamentar es la exclusión en el calendario de deportes y pruebas que dominan ampliamente algunos países para evitar que se lleven las medallas de oro. Por ejemplo, Venezuela no podrá contar con su primera campeona mundial de atletismo, Robeilys Peinado, porque Perú retiró a sus atletas para no hacer el quórum en el salto con pértiga.

Es obvio que todos los países quieren ganar, pero existen considerables diferencias de desarrollo entre ellos. Es incongruente que se apele a la invitación de nacionales para hacer más competitivos los juegos, pero se hagan prácticas malsanas para sacar provecho.

Sin embargo, los 735 atletas criollos, la segunda delegación más amplia del evento, se entregarán en cuerpo y alma para hacer ondear el tricolor patrio en lo más alto y ratificar el poderío deportivo de nuestra tierra.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web