Fecha: 23/10/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
04/11/2013
Juego entrampado
Defender la justa participación en las elecciones y postular a aspirantes con planificación ideal son las dos principales premisas para los atletas, árbitros y entrenadores.

BARRY CARTAYA.- El martes 2 de agosto de 2011 fue aprobada en segunda discusión por la Asamblea Nacional de Venezuela la Ley Orgánica de Deporte, Actividad Física y Educación Física, cumpliendo un sueño eterno del gremio deportivo que clamaba por un instrumento legal que  le permitiera concretar las luchas por la plena democracia, participación y desarrollo. Esta ley fue discutida, redactada y defendida por los mismos atletas, entrenadores, promotores, árbitros y dirigentes, por eso en cada artículo se puede evidenciar el profundo espíritu de justicia y dignificación de todos aquellos que entregan su vida a la actividad atlética.

El 23 de agosto de 2011 fue publicada en la Gaceta Oficial Nº 39.741, por disposición del Comandante Supremo Hugo Chávez, quien fue el primer promotor de este instrumento legal que reivindica a su amada generación de oro y traza las líneas estratégicas para consolidar a Venezuela como una potencia deportiva. 

La ley condensa en 89 artículos, 9 disposiciones transitorias y 2 disposiciones finales, los argumentos constitucionales necesarios para satisfacer las necesidades estructurales y establece las bases para construir un sistema deportivo que humaniza la actividad física y prioriza a los atletas y a los trabajadores del deporte en líneas generales. También garantiza la participación igualitaria, democrática y protagónica de los atletas, entrenadores, árbitros y representantes en las elecciones de las autoridades de los clubes, asociaciones y federaciones.

Lamentablemente este derecho ha sido vulnerado por casi todos los dirigentes en los sufragios de 2013, al ajustar los estatutos a sus intereses, incumpliendo con las rendiciones y con otros parámetros legales. Pero el detalle no sólo está en permitir el voto de todos los involucrados en las federaciones sino en contar con alternativas coherentes para satisfacer las necesidades de cada disciplina y poder masificarlas, desarrollarlas y proyectar a los deportistas a la élite mundial.

Sin embargo, a la inmensa mayoría de las elecciones se presentó una plancha única, lo que ha limitado las opciones y socavado las esperanzas de un gremio que siempre ha reclamado igualdad, respeto, transparencia, atención, voluntad y compromiso, pero que desafortunadamente ha debido lidiar con el juego entrampado de los dirigentes y la carencia de candidatos de las bases con ideas claras de cambios positivos. 

Defender la justa participación en las elecciones y postular a aspirantes con planificación ideal son las dos principales premisas para los atletas, árbitros y entrenadores en esta recta final de año, pues luego puede ser tarde para tomar el sendero revolucionario rumbo a Río de Janeiro 2016.  

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web