Fecha: 23/08/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
15/10/2013
Chequera mata proyecto ejemplar
Ciudad Bolívar no perdió, fue Odepa que se privó de tener como anfitrión al país que ha marcado precedentes históricos en cada evento internacional que organiza.

BARRY CARTAYA.- Lamentable. Este adjetivo queda corto para describir el resultado de la votación realizada en la asamblea general de la Organización Deportiva Panamericana para determinar la ciudad que albergará los Juegos Panamericanos 2019, donde Venezuela presentó un gran proyecto para que Ciudad Bolívar acogiera la justa atlética más importante del continente americano.   

Las cuatro regiones en disputa: La Punta (Argentina), Ciudad Bolívar (Venezuela), Santiago (Chile) y Lima (Perú), que resultó ganadora con 31 votos de los 57 posibles, presentaron programas ambiciosos, propuestas coherentes a sus políticas y apegados a la tecnología e innovación del deporte en la actualidad.

Se vislumbraban una decisión reñida. Muchos ya sacaban cuenta sobre una posible segunda o tercera vuelta. Sin embargo, la capital peruana ganó con un apoyo mayoritario de los 42 comités olímpicos de la región, dejando a la Patria de Bolívar con 9 papeletas, al igual que la ciudad austral, mientras los argentinos lograron 8.

Varios dirigentes venezolanos denunciaron días antes de la asamblea un supuesto soborno de algunas candidaturas, que llegaron a ofrecer hasta 100 mil dólares por voto. Acción ilegal que socava el ánimo limpio, transparente y deportivo que debe reinar en este tipo de elecciones.

Está claro que para la enorme mayoría de organizaciones el deporte se convirtió en un negocio, acabando con la poesía, fuerza y energía incomparables que producen los eventos atléticos por el vulgar interés de ganar más dinero con derechos de transmisión, publicidad y mercantilización del espíritu deportivo.   

Las cuatro propuestas fueron excelentes. Lima, que había perdido en la puja por la edición 2015 con Toronto, tiene todos los argumentos para ser una gran sede. Lo decepcionante para nosotros es que fuimos los únicos en presentar un proyecto que beneficiaba a todos  los países: la Universidad Latinoamericana del Deporte, uno de los legados más importantes que iban a dejar los Panamericanos en Ciudad Bolívar. Además, se querían organizar unos juegos en armonía con la naturaleza, aprovechando los gigantescos recursos naturales de Venezuela y su encantadora cultura.

Nuestra candidatura era ejemplar, coherente con las políticas revolucionarias y socialistas que se impulsan en el país, se garantizó la inversión y apoyo del Estado, somos la única nación que tendrá el mismo presidente hasta 2019 (por lo mínimo) y presentamos un gran motivo histórico: el bicentenario del Congreso de Angostura, donde nació la Gran Colombia.

Ciudad Bolívar no perdió, fue Odepa que se privó de tener como anfitrión al país que ha marcado precedentes históricos en cada evento internacional que organiza.

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web