Fecha: 23/10/2017

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
01/09/2013
Si montamos la fiesta, tenemos que celebrar
Todas las partes involucradas colocaron su granito de arena para realizar el mejor Fiba Americas de la historia.

BARRY CARTAYA./ Por segundo año consecutivo Venezuela abre sus brazos para albergar un torneo de la Federación Internacional de Baloncesto Asociado, al recibir a las mejores nueve selecciones del continente en el Fiba Américas 2013, que dará cuatro cupos al Mundial de España en 2014. La principal razón por la cual el máximo rector del deporte de los gigantes le encomendó a la patria de Bolívar la organización de este prestigioso evento, fue el haber montado el mejor preolímpico de toda la historia en 2012, donde quedó rubricado el potencial venezolano.

La única nota gris del repechaje fue que el equipo criollo no pudo clasificar a los Juegos Olímpicos, pese a contar con una plantilla que reunió a los mejores jugadores en la actualidad.  Para este premundial no debe repetirse ese episodio. Ciertamente, la escuadra nacional sufrió la pérdida de 4 piezas fundamentales (Vásquez, Torres, Cox y Echenique), pero tuvo un periplo de preparación exigente para llegar en las mejores condiciones físicas, técnicas y tácticas a este compromiso.

El Gobierno Bolivariano cumplió con la inversión necesaria para reacondicionar el Poliedro de Caracas, colocar la mejor logística a disposición de Fiba y las delegaciones presentes y cubrir todas las exigencias deportivas y personales de la selección criolla. Hasta ahora, todo ha sido perfecto, el único lunar ha sido el pobre rendimiento del quinteto vinotinto, que no ha podido explotar todo su potencial.

Es un torneo corto por eso los jugadores venezolanos deberán dejar el alma, cuerpo y corazón en el tabloncillo para poder conquistar la cuarta clasificación a un mundial (1990, 2002 y 2006). Tienen los argumentos para emular las hazañas previas. La defensa ha funcionado, pero no se ha podido desarrollar una ofensiva fluida, inteligente y contundente.

En la nómina criolla no hay ningún centro natural, pero sí pilotos rápidos, habilidosos, inteligentes y con gran capacidad de anidar, escoltas anotadores con buen tiro desde el perímetro y cualidades para penetrar y aleros que pese a no contar con la talla y peso de un pívot a nivel internacional, se fajan con coraje e ímpetu en la pintura.

Además, se está jugando en casa y se está brindando un gran espectáculo, es necesario el apoyo del pueblo venezolano que ama el deporte y disfruta del baloncesto. Con la calidad del evento, el nivel competitivo, las estrellas presentes, la seguridad garantizada, la logística de primer orden, el costo de las entradas y el sentimiento patrio que genera la participación de las selecciones nacionales, los trece mil asientos del Poliedro deberían quedar pequeños, pero hasta ahora no se ha podido llenar.

Todas las partes involucradas colocaron su granito de arena para realizar el mejor Fiba Americas de la historia, cumpliendo exitosamente con su trabajo. La pelota está en posesión de nuestros 12 guerreros, que deberán batallar con gallardea y pundonor emulando a nuestros heroicos libertadores en cada jornada para que Venezuela entera celebre una nueva proeza de la Generación de Oro. Es justo borrar los antecedentes de montar las fiestas y no poder bailar.      

Noticia  Bookmark and Share  
   
   Copyright © 2010 :: Gigantesenaccion.com  Diseño y hospedaje web